Posteado por: Anna Rodriguez | marzo 8, 2008

Portadores de comida de Bombay: sostenibilidad y comida sana

Un analista de fondos de inversión que trabaja en una importante empresa en el centro de la ciudad, podría almorzar fácilmente en alguno de los mejores restaurantes de la ciudad. Pero en lugar de eso, se aferra a una práctica que se remonta a más de un siglo a los primeros años del dominio británico: come un almuerzo caliente preparado en casa por su abuela, y llevado cada día directamente a su escritorio.

Para que eso sea posible en esa gigantesca urbe de 25 millones de habitantes, los habitantes de Bombay dependen de una operación que está muy organizada. Se logra entregar decenas de miles de almuerzos en todos los lugares de la ciudad casi con la precisión de un reloj.

tiffin_img1_t.jpg

Los repartidores son los llamados dabbawallas (que se podría traducir como portador de comida) o tiffins (el almuerzo en sí). Forman una comunidad de apróximadamente 5.000 personas que cada día se mueven como “pez en el agua” en la complicada ciudad de Bombay. Reparten cerca de 200.000 almuerzos diarios.

La precisión y eficiencia de los dabbawallas ha sido comparada con las mejores empresas de transporte urgente, donde paquetes identificados por marcadores exclusivos en unos recipientes de acero son transportados (a pie, en bicicleta, en tren) a sus destinos por medio de un compleja red de personas.

images2.jpgEl servicio es simple y complejo a la vez. Se recogen los pequeños contenedores en las casas de los clientes o en las de cocineros por encargo, y entregan luego las comidas en una estación de ferrocarriles local (la red depende mucho del buen funcionamiento del tren ya que se trata del principal medio de locomoción). Las cajas son clasificadas manualmente para ser entregadas en diferentes estaciones en el centro de la ciudad y luego vuelven a ser clasificadas y llevadas a sus destinaciones. Después del almuerzo, el servicio se invierte, y el pequeño contenedor, ahora vacío, vuelve a casa.

El servicio cuesta menualmente unas 200 rupias (aprox 5€). No se trata de un servicio barato aunque es asumible.

La explicación de la utilización de este servicio radicaría en el valor de comer sano y casero en una megaurbe que se lleva haciendo desde hace más de un siglo.

Los Dabbawallas tienen una estructura que funciona a la perfección y sin ninguna norma ISO, ni funciones escritas. Nunca han estado en huelga, realizan un transporte sostenible, refuerzan la alimentación sana (sería la envidia todo “Gustino“, el nuevo proyecto de comida sana y equilibrada) y su eficiencia radica, según ellos mismos, en la ayuda mútua y la profesionalidad. Tienen incluso una fundación de ayuda para sus trabajadores en caso de accidente o problema familiar que les permite recibir ayudas con gran rapidez. Su eficiente estructura ha sido incluso objeto de estudio para mejorar la estructura directiva y de gestión empresarial de nuestras empresas. Incluso algunos los políticos deberían tomar nota…

Vía: Canal 33

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: